Archivo

Posts Tagged ‘iglesia’

Reacciones Evangelicas a la renuncia Papal.

¿Tiene la renuncia papal alguna implicación bíblica?

Te invitamos a ver el video y a sacar tus conclusiones.

HEREJÍAS EN LA IGLESIA PRIMITIVA. INTRO

La herejía siempre ha estado con nosotros. No fue algo que apareció hasta el segundo siglo con los Gnósticos o Marcionistas, pero ya estaba presente en los tiempos de Pablo, cf. I Cor. 11:19. Pablo vuelve a usar una palabra similar en Gálatas 5:20-dichostasiai- disensión. Tanto la herejía como la disensión son frutos de la carne.

Aunque la herejía por general es el resultado de la carne, en muchos casos, como con los Donatistas, las herejías surgen por la preocupación de algunos de mantener la pureza de la Iglesia. Esto suena como una contradicción, pero en esos casos, vemos que los que promueven esa clase de herejías, no piensan en las repercusiones practicas de sus conclusiones, como tampoco en los errores doctrinales que surgen por no tomar toda la Biblia en cuenta en su análisis de la situación o doctrina en cuestión. Nunca un hereje piensa que esta haciendo algo malo, sino que según el o ella, esta mejorando lo que se percibe que esta errado.

El estudio de las herejías confrontadas por la Iglesia primitiva nos enseña muchas cosas. Entre ellas, que los herejías propagadas por los Testigos de Jehová, Mormones, Creciendo en Gracia y otros, no son revelaciones dadas a sus lideres, sino que son herejías propuestas por personas cientos, y en algunos casos, miles de años atrás. Por lo tanto, el darnos cuenta de los orígenes de las creencias que estas personas proclaman, nos equipa mejor para confrontar estas versionas modernas  de herejías antiguas.

Pero debemos tener cuidado de que en el afán de mantener una creencia correcta, o ortodoxa, no nos tornemos en cazadores de brujas. Tenemos que tratar de hacer aquellos que han abrazado tan dañinas creencias  al redil, Judas 22-23. Como dice Judas, tenemos que tener cuidado, puesto que lo que estas personas profesan, no son meramente opiniones diferentes, si no como Pedro les llama, “herejías destructivas”, 2 Pedro 2:1. Es muy difícil para el mundo comprender la actitud que debemos de tener frente a personas que una y otra ves insisten en introducir herejías en la congregación. En Tito 3:10, la palabra que se define como “al que causa divisiones” es “herético” en Griego. “Después de dos amonestaciones, se debe de evitar”, que también se puede traducir como “rechazar”. Ósea, no se debe de dar cabida a tales personas.

Existen dos extremos que se deben de evitar, pero que son muy comunes el día de hoy. Uno de ellos es la híper-ortodoxia.  La definición de la hyperortodoxia es la defensa de la ortodoxia por cualquier medio. Un ejemplo de la híper-ortodoxia es lo que se conoce como la coma Juanina en 1 Juan 5:7. La frase “y estos 3 son uno” no se encuentra en ningún manuscrito ante del siglo 9. En el deseo de salvaguardar la doctrina de la trinidad, un monje agrego la frase a su manuscrito, que por ser de sentido trinitario, llego a ser parte de la Vulgata de los tiempos Medievales, y por ello encontramos la coma Juanina en la Reina Valera.

Algo similar pasa con la Nueva Perspectiva de Pablo (NPP). Muchos en el campo Reformado se han opuesto tenazmente en contra de esta interpretación de lo que la justificación significa. No se niega que algunos eruditos quieren deshacerse del concepto de la justificación, que desde la Reforma se entiende que no hay nada que podamos hacer por nosotros mismos para ser aceptados por Dios. Pero por otro lado, los que atacan la NPP no toman en cuenta que Pablo en Gálatas usa el concepto de la justificación como la base por la cual todos tenemos acceso a la mesa de Comunión o Santa Cena. La híper-ortodoxia pretende “encajonar” el concepto de la justificación tal y como se conceptuó en la Reforma, y no desea saber otras aplicaciones de cómo Pablo uso tal palabra en diferentes situaciones. Esto, para mi, nos lleva al peligro de tener un “magisterio Protestante”, y de elevar a la Reforma a una posición de revelación absoluta, y no se deja que el Espíritu Santo siga hablando a la Iglesia el día de hoy, aplicando la palabra a las necesidades actuales, tal y como sucedió en la Reforma.

El otro extremo es totalmente opuesto a la híper-ortodoxia. Esta es la hupo-ortodoxia,que pretende diluir las doctrinas bíblicas lo mas posible para poder hacer lo que se desea, e.g. ordenación de mujeres, ordenación de homosexuales, excusas para ir a guerra, el pluralismo religioso de hoy, etc. Un ejemplo de esto es el énfasis de algunos cristianos en apuntar que el dios de los musulmanes, Alá, es el mismo Dios que nosotros los cristianos seguimos. Esto no es tomar en cuenta que en Cristo, tenemos la revelación mas grande de Dios, como vemos en Mateo 28:19, donde Cristo nos revela a un Dios Trino.

Espero que en este estudio, podamos llegar a comprender entonces, porque debemos de mantenernos firmes ante las herejías que como olas en contra de la roca, pegan una y otra ves a la iglesia. También espero que aprendamos y atesoremos de cómo el Espíritu Santo a guiado a la iglesia atreves de los siglos en no sucumbir ante las herejías, mas bien, desenmascararlas y poder así relucir la verdad del evangelio para la Gloria de Dios.

Reseña historica. Justino Martir

Durante la historia de la iglesia cristiana, encontramos muchos individuos que no solo aportaron a la iglesia con sus escritos, sino que también con su vida. Justino Mártir, fue uno de los cristianos primitivos que nos dejaron un gran legado a seguir.

Justino Mártir nació alrededor del año 100, y murió en martirio por el año 165, por eso de su sobrenombre, mártir. Sus padres fueron paganos, y nació en Flavio Neapolis, la que antes se conocía como Shequem, en Samaria. De joven estudio filosofía desde una temprana edad, que incluyo el estoicismo, Aristotelismo, Pitagorismo y Platonismo. Justino Mártir se preparo muy bien en la filosofía del mundo, por lo tanto, era el mejor en poder opinar y comparar las diferencias y similitudes entre la filosofía pagana y su nueva fe cristiana.

Su conversión fue el resultado de una conversación con un anciano. El hecho de que Justino siempre quiso saber la fuente de la verdad, lo llevo a indagar mas sobre el cristianismo, y a su conversión alrededor del año 132.

Dado a su instrucción filosófica, fue de ciudad en ciudad predicando su nueva fe, pero también defendiendo su fe en contra de las ridiculeces que las demás filosofías o creencias hacían del cristianismo.

Tenemos que tomar en cuenta que Justino no rechazo la filosofía, sino que hizo una filosofía cristiana. Ya en sus tiempos Justino tenia oposición de hacer uso de la filosofía para poder contrarrestar los argumentos en contra del mismo cristianismo. En los tiempos de Justino, ya habían dos bandos marcados en el Cristianismo. Uno, liderado por Tertuliano, el que dijo la frase famosa, “¿Que tiene que ver Atenas con Jerusalén? ¿Qué tiene que ver la academia con la Iglesia?”. Esto era en rechazo a todo lo que tenia que ver con el paganismo, pero en especial, con la filosofía. Tertuliano dijo tal cosa porque el vio que muchas de las herejías en sus días, surgían pues querían o pretendían combinar el paganismo con la Biblia.

Justino, el líder del otro bando, veía por otro lado, muchos puntos en común con la Filosofía pagana. Por ejemplo, los mejores filósofos hablaban de un ser supremo de donde venían todas las cosas, y fue a esto a que Pablo apelo en el Areópago en Atenas, cf. Hechos 17:25-26. Sócrates y Platón, por ejemplo, creían que había vida después de la muerte. Platón sabia que habían realidades mas allá que las del mundo presente. Justino no siempre estuvo de acuerdo como los filósofos paganos conceptualizaban algunas cosas, como por ejemplo Platón conceptualizaba la vida eterna basada en la inmortalidad del alma, mientras que el Cristianismo enseña que esta vida eterna será experimentada en carne y hueso, por medio de la resurrección.

En otro punto que Justino vio en común fue en el uso del logos o razón. Tanto el apóstol Juan, como el filosofo Judío Filón, habían usado ese concepto para explicar a Dios, en especial Juan, quien se lo aplico a Jesús. Los Griegos consideraban el Logos como la inteligencia que creo y existía en el universo. Toda verdad que se descubría, era porque el Logos lo revelaba. Por eso Justino consideraba a los filósofos del pasado como cristianos, aunque ellos mismos no se hubieran considerado como tales. Así, Justino creo un puente entre el mundo pagano y el cristianismo. Este puente consistía en que todo lo bueno en el mundo, esta ahí, porque Dios o el Logos lo puso ahí.

Pero este concepto del Logos fue mas allá. En su primera obra, La Primera Defensa, que fue dedicada al emperador Antoninus Pius, Justino acerta de que el Logos ha estado siempre en el mundo, desde el principio, y que aquellos que vivieron conforme al Logos, fueron cristianos. Así que la venida de Jesucristo, no fue a darnos una revelación nueva, mas bien, la total revelación pues Jesús es el Logos encarnado. En su segunda obra, Segunda Defensa, fue escrita por la indignación de Justino a la persecución de cristianos. Dentro de esa obra, también se encuentra El Dialogo con Trifo, un judío a quien quería convertirlo.

Podemos ver, entonces, que Justino uso la filosofía y el conocimiento que tenia, para defender la fe cristiana de todo frente que quería desprestigiarla. Su conocimiento, lejos de envanecerlo, lo uso para ser una herramienta de bendición a otros. Nos mostro que el conocimiento filosófico secular, lejos de ser un impedimento al cristiano, se puede convertir en un arma poderosa para defender la fe.

La Cuadrimension de Dios. Una herejía del pasado envuelta en un nuevo estuche 1

 

Como podemos ver en las Escrituras, el enemigo se viste como ángel de luz para confundir a los creyentes y distanciarlos de la verdad.

2 Corintios 11:13-14

Reina-Valera 1960 (RVR1960)

13 Porque éstos son falsos apóstoles, obreros fraudulentos, que se disfrazan como apóstoles de Cristo.

    14 Y no es maravilla, porque el mismo Satanás se disfraza como ángel de luz.

Esto, ha sucedido en cada generación de creyentes, y no podemos esperar que nosotros no seamos alcanzados por esta clase de personas.  Estas personas siempre están tratando de ser innovadoras, y pretenden traernos nuevas doctrinas, según ellos, pero por su propia falta de conocimiento, y la de sus seguidores, lo que están trayendo son herejías antiguas, rechazadas por la iglesia.

Una de estas herejías que han resurgido es llamada “la cuadrimension de Dios”. Esta herejía, que  pretende ser una nueva revelación, es mas bien el antiguo Modalismo propuesto por Sabelio, un hereje de los primeros siglos de la iglesia.

Muchos promulgan esta antigua enseñanza, pero en especial, son aquellos que pertenecen al movimiento de la Iglesia Elim, fundada por Othoniel Ríos, que la mantienen y la defienden. No puedo poner en cuestión la intención genuina de querer saber mas de la fe cristiana de estos individuos, pero en su afán de saber mas, hacen errores garrafales, tanto históricos, exegéticos, y bíblicos.

Hay muchas versiones sobre esta creencia, pero me basare en el siguiente escrito que esta en línea y por lo tanto accesible a todos. Este es el mas completo disponible, puesto que los otros están en formato de Power Point, y no tienen todas las citas bíblicas que se usan para justificar tal enseñanza.

Como he hecho en otras ocasiones, refutare el escrito por secciones. Luego, daré una reseña del origen de la herejía Sabelista, y su similitud con la cuadrimensión de Dios.

Deuteronomio 6:4 dice: Oye Israel, Jehová nuestro Dios uno es (el original hebreo dice: una unidad compuesta). A la luz de la palabra podemos ver que el Dios Elyon desde la eternidad pasada creó una familia en los cielos es decir, Padre, Madre e hijo, por eso en Efesios 5:31-32 se nos indica: por esto el hombre dejará padre y madre y se unirá a su esposa y serán una sola carne. Grande es este misterio pero habló con referencia a Cristo y a la Iglesia.

Veamos este sección en la introducción al estudio sobre la cuadrimensión de Dios. El autor usa la Shema de Deuteronomio 6:4, pero da una mala traducción o interpretación de lo que quiere decir “uno” en hebreo. El New International Dictionary of Old Testament & Exegesis Vol. 1, pg. 350, en su sección 5 de la entrada ehad, nos dice que en el hebreo, se lee simple y sencillamente “uno”, y no como el autor, que claramente no sabe hebreo, trata de decir que significa “una unidad compuesta”. El diccionario reconoce que la palabra en ocasiones se pudiera usar de tal manera, cf. Josué 23:10; 2 Reyes 3:11; 6:12, etc. Pero en este pasaje, tal cosa no se puede afirmar.

Partiendo de este punto, podemos apreciar como se trata de manipular la mente del lector indocto, o que no tiene acceso a las herramientas de estudio bíblico o saber usarlas[1], como tampoco tener acceso a un pastor preparado en las Escrituras.

La segunda premisa del autor, esta basado en Efesios 5:31-33. Pregunto ¿dónde en el Antiguo Testamento se dice tal cosa? Y ¿Esta Pablo hablando sobre eso? El siguiente versículo es el antídoto y corrección sobre lo que el autor esta tratando de afirmar.

Efesios 5:32

Nueva Versión Internacional (NVI)

32 Esto es un misterio profundo; yo me refiero a Cristo y a la iglesia.

Pablo no esta hablando sobre un plan pre-existente. El ha venido hablando sobre como el hombre y la mujer deben de tratarse, y hace la analogía de cómo Cristo se comporta con la iglesia, cf. vs. 25, y de cómo las mujeres se deben de sujetar a sus, como la iglesia se debe de sujetar a Cristo, cf. vs. 22. Querer introducir otro pensamiento es simplemente atentar a la inspiración dada a Pablo por el Espíritu Santo.

Breve Introducción a el Salmo 91:1-2

La enseñanza sobre la cuadrimensión de Dios se basa fuertemente en la lectura del Salmo 91, y sus dos primeros versos.

Veamos el texto, según nos lo da la Revisión Reina Valera 1960;

Salmos 91:1-2

Reina-Valera 1960 (RVR1960)

Salmos 91

 1 El que habita al abrigo del Altísimo
Morará bajo la sombra del Omnipotente.


2 Diré yo a Jehová: Esperanza mía, y castillo mío;
Mi Dios, en quien confiaré.

Los nombres de Dios que se usan en el estudio sobre la cuadrimensión están en negritas, mientras que los otros adjetivos los he dejado subrayados.

Primeramente, ¿Qué clase de Salmo es este? Los Salmos han sido clasificados bajo muchas categorías, entre ellas están los Salmos imprecatorios o que piden venganza, cf. 35, 55, 59, 69, 79, 109 y en especial, el Salmo 137. Otros Salmos son categorizados como Salmos de la Torah, cf. 1, 119. En este caso, el Salmo 91 es un Salmo de Lamento personal, cf. 6, 13, 30, 31, 32, 35, 39, 51, 69, 71, 102, 103 y 130. Estos Salmos comparten una estructura similar, entre ellas la declaración de confianza en Dios, cf. 91:1-2, como también la mención de un problema, vs. 3-7, una queja a Dios, vs. 20, una queja en contra de los enemigos, vs. 10-11.[2]

Segundo, la estructura del Salmo. El Salmo esta dividido en 2 partes, la primera es compuesta de los versículos 1-13, mientras que la segunda es de los versículos 14-16, siendo esta ultima como un oráculo dicho por Dios.[3]

Se debe de reconocer que los dos primeros versículos han creado cierta controversia, aun entre los eruditos, de cómo se deben de entender los nombres de Dios mencionados en ellos. Eissfeldt, por ejemplo, ha sugerido que los 4 nombres mencionados reflejan la conversión de un creyente devoto a Elyon-Shaddai, a Yahweh. El ve un origen muy antiguo del Salmo, por el año 1000 B.C. cuando aun el culto Israelita se refería a Dios como Elyon o Shaddai, que después durante la redacción del Pentateuco, fue el nombre de Yahweh que tomo fuerza en la religión Israelita, influyendo el Salmo. Otro comentarista del siglo pasado, Mowinckle, cree que el Salmo fue parte de una liturgia mas larga, a la cual el versículo 1 era parte, pero fue combinado con el versículo 2.[4]

No podemos estar seguros de la ocasión que llevo al salmista a escribir el Salmo, pero podemos ver en los 2 primeros versículos, que el lenguaje demuestra total confianza en Dios.

¿Creyeron Jesús y sus apóstoles en la cuadrimensión de Dios?

1.- LA CUADRIDIMENSION DE DIOS.

La Cuadrimensión de Dios es la manifestación de cuatro elementos que componen un todo, cuatro dimensiones o cuatro manifestaciones con diferente función. Tradicionalmente se nos ha enseñado que Dios es trino, lo cual es cierto, pero la trinidad es la manifestación de Dios (el Altísimo) en el Padre, Hijo y Espíritu Santo. A Dios como esencia, nadie le ha visto jamás, tal como se muestra en la siguiente ilustración.

El estudio ahora hace que la Trinidad sea la manifestación de una entidad mas alta que la ella misma, que se le atribuye al Elyon. Según esta enseñanza, el Padre es mas bien una manifestación de una deidad mas grande y poderosa que el Padre mismo. Esta enseñanza enseña algo que Jesús no enseño. Jesús es el camino al Padre, no a algún Elyon, o otra deidad, cf. Juan 14:6.  Cuando Jesús nos dio la formula bautismal, no nos dijo que el nombre de Dios con su esencia increada era Elyon, mas bien, que es Padre, Hijo y Espíritu Santo, cf. Mateo 28:19. Pablo, cuando habla de Dios, habla tanto del Padre e hijo, cf. I Cor. 8:6, que es un eco de la Shema de Deuteronomio 6:4; II Cor. 13:14. Lo mismo podríamos decir de los demás apóstoles. Ninguno jamás intuyo que existía alguna esencia de la cual derivaran o fueran manifiestas en las personas del Padre, Hijo y Espíritu Santo. Acertar tal cosa, es simplemente ir en contra a lo revelado en Jesús y sus apóstoles.

Es interesante que esta enseñanza pretende usar Juan 1:18, como para demostrar que a este Elyon, nadie lo ha visto jamás. Pero veamos lo que el propio Jesús dice en el mismo evangelio durante su ultima cena con sus discípulos:

Juan 14:8-9

Nueva Versión Internacional (NVI)

8 —Señor —dijo Felipe—, muéstranos al Padre y con eso nos basta.
9 —¡Pero, Felipe! ¿Tanto tiempo llevo ya entre ustedes, y todavía no me conoces? El que me ha visto a mí, ha visto al Padre. ¿Cómo puedes decirme: “Muéstranos al Padre” ?

Para los Judíos, desde los tiempos de Moisés, solo había un Dios, el Padre, no otro ser mas alto que el. Los discípulos pidieron ver al Padre, mas bien Jesús les responde que tal es su relación con el Padre, que ver a Jesús es como verlo a El. Pablo, dice lo mismo en su carta a los Colosenses:

Colosenses 1:15

Nueva Versión Internacional (NVI)

15 Él es la imagen del Dios invisible,
el primogénito de toda creación, 

No existía ningún concepto de una deidad o presencia mas grande que el Señor (o Yahweh como tenemos desde que los Masoretas incluyeron las vocales de Adonay al Tentagromaton, YHWH), dentro del Judaísmo, y Jesús mismo dijo que el Padre es mayor que el, no una emanación paralela como lo enseña la cuadrimensión, cf. Juan 14:28.

Hebreos 1:1-2 nos dice lo siguiente:

Hebreos 1

1 Dios, que muchas veces y de varias maneras habló a nuestros antepasados en otras épocas por medio de los profetas,2 en estos días finales nos ha hablado por medio de su Hijo. A éste lo designó heredero de todo, y por medio de él hizo el universo.

Jesús es la ultima revelación de Dios, y lo que el le ha revelado a sus apóstoles, es lo que todo cristiano debe de creer y seguir. Como hemos visto, el jamás menciono que hubiera una autoridad mas grande que el Padre, o alguna “esencia increada”. Afirmar tal cosa, no es no tener una falta de revelación, mas bien, es pretender ir mas allá de lo que esta escrito, cf. I Cor. 4:6.

Continuare el tema en el proximo aporte. 


[1] Este punto debo de enfatizarlo. Los de Iglesia Mahanaim, han ofrecido un estudio en Power Point donde se ofrecen el numero de las palabras como se encuentran en la concordancia de Strong, pero aparentemente, no saben como usar dicha concordancia. Strong solo sirve para una introducción al tema, para saber mas profundamente el significado de una palabra, se necesita estudiar también un diccionario teológico, o un léxico, donde se dan los diferentes usos de dicha palabra, y donde estos usos se encuentran. Así que, espero que este caveat sea tanto para los que pretenden escribir dichos estudios, como también para los que los leen.

[2] C. Hassel Bullock, Encountering the Book of Psalms A Literary and Theological Introduction (Grand Rapids: Baker Academic, 2001) pg. 141.

[3] Marvin E. Tate, Psalms 51-100 WBC (Dallas, Texas: Word Books, 1990) pg. 450.

[4] ibid. pgs. 452-53.