Archivo

Posts Tagged ‘John’

Sobre el Progreso del Peregrino. Con José Villalobos e Ivan Sena

Anuncios

Seis maneras inesperadas que Jesús cambio el mundo- audio

noviembre 10, 2012 Deja un comentario

Este escrito fue originalmente escrito por John Ortberg,  Pastor de Menlo Presbiterian Church, en el Norte de California*, publicado en el Huffington Post. Acá lo he traducido y adaptado para el uso apologético de ustedes.

Niños

Los niños del mundo antiguo eran dejados morir de forma rutinaria en la intemperie – particularmente si fueran el género equivocado (se puede adivinar cuál era el equivocado), o eran vendidos como esclavos. El tratamiento de Jesús y sus enseñanzas acerca de los niños llevó a la prohibición de estas prácticas, así como orfanatos y padrinos. Un estudioso noruego llamado Bakke escribió un estudio de este impacto, titulado simplemente: cuando los niños se convirtieron en gente: el nacimiento de la Infancia en el cristianismo primitivo.

Educación

Amor de aprendizaje dirigio a los monasterios, que se convirtieron en la cuna de los gremios académicos. Las universidades como Cambridge, Oxford y Harvard todas comenzaron inspiradas por Jesús en los esfuerzos por amar a Dios con la mente y todo el ser. La primera legislación para financiar la educación pública en las colonias se llamaba la Ley del Viejo engañador Satanás, bajo la idea de que Dios no quiere que ningún niño sea ignorante. El mundo antiguo amaba la educación, pero tendía a reservarla para la elite, la noción de que cada niño llevaba la imagen de Dios ayudó a impulsar el movimiento para la alfabetización universal.

Compasión

Jesús tenía una preocupación universal para aquellos que sufrieron que trascendía las reglas del mundo antiguo. Su compasión por los pobres y los enfermos llevo a las instituciones para los leprosos, el comienzo de los hospitales en los tiempos modernos. El Concilio de Nicea decretó que allí donde existía una catedral, tiene que haber un hospicio, un lugar de cuidar a los enfermos y los pobres. Es por eso que aún hoy en día, los hospitales tienen nombres como “Buen Samaritano”, “Buen Pastor”, o “San Antonio”. Ellas fueron las primeras instituciones voluntarias, caritativas.

 

Humildad

El mundo antiguo honraba muchas virtudes como el coraje y la sabiduría, pero no la humildad. La gente se dividía generalmente en primera clase y resto. “El rango debe ser preservado”, dijo Cicerón, cada uno de los originales 99 por ciento era un personis mediocribus. Plutarco escribió un libro de auto-ayuda que puede llegar a las listas best-seller en nuestros días: ¿Cómo auto elogiarse inofensivamente?

La vida de Jesús como siervo lavador de pies fue eventualmente lo que conduciría a la adopción de la humildad como una virtud ampliamente admirada. El historiador John Dickson, escribe, “es poco probable que cualquiera de nosotros podría aspirar a la virtud de no ser por el impacto histórico de su crucifixión … Nuestra cultura sigue siendo cruciforme mucho después de que dejó de ser Cristiana”.

Perdón

En el mundo antiguo, la virtud significaba recompensar a tus amigos y castigar a tus enemigos. Conan, el bárbaro era en realidad parafraseando Gengis Khan en su famosa respuesta a la pregunta “¿qué es lo mejor en la vida?” – Aplastar a tus enemigos, verlos huyendo delante de ti, y oír los lamentos de sus mujeres.

Una idea alternativa que viene de Galilea: lo mejor de la vida es amar a vuestros enemigos, y verlos reconciliados con usted. Hannah Arendt, la primera mujer nombrada para una cátedra en Princeton, afirmó, “el descubridor del papel del perdón en la esfera de los asuntos humanos fue Jesús de Nazaret”.

Reforma Humanitaria

Jesús tenía una manera de defender a los excluidos que a menudo era francamente irritante para aquellos en el poder. Su inclusión de las mujeres condujo a una comunidad a la que acudieron las mujeres de manera desproporcionada. Esclavos – hasta un tercio de las poblaciones antiguas – podían estar en un servicio de la iglesia y algún propietario de esclavos presentes  les lavaban los pies en lugar de golpearlos. Un texto antiguo instruyó a obispos a no interrumpir el culto para saludar feligreses ricos, sino sentarse en el suelo para dar la bienvenida a los pobres. El apóstol Pablo dijo: “Ahora no hay ni Judío ni gentil, esclavo o libre, hombre ni mujer, porque todos sois uno en Cristo Jesús.” Thomas Cahill escribió que se trataba de la primera declaración del igualitarismo en la literatura humana.

* En el minuto 5:32 digo que Menlo Park queda en Illinois. Menlo esta en el Norte de California.

Puedes bajar el audio aqui.